COMO SE FORMA Y COMO SE DEFORMA LA AUTOESTIMA

 

Dentro del ambiente familiar, es dónde el niño va creciendo y formando su personalidad. Lo que los papás o cuidadores hagan y piensen del niño, es fundamental para su buen  desarrollo mental. La sociedad no ha sido educada para fomentar una buena autoestima y según como vivamos nuestra  infancia determinará nuestra autoestima. Una baja autoestima nos afecta en casi todas las áreas de nuestra vida, en nuestras relaciones de pareja y en la sociedad dónde nos movemos, nos afecta en saber poner o no poner límites, en compararnos con los demás, en valorarnos o desvalorarnos, en ser merecedores o no…

 

Pongamos un ejemplo: Cuando un bebé empieza a dar los primeros pasos, la familia y allegados lo celebran con alegría, ayudan al niño a que  dé sus pasos más seguros… el niño caerá y se levantará infinitas veces,  el niño confía en sí mismo de manera innata, cada vez da sus pasos más seguros, empezará a andar seguro, a correr, a ir a la pata coja, a saltar… los papás han ayudado en la conquista del bebé, acompañándole, estimulándole, abrazándole cuando se ha caído, protegiéndolo cuando hay peligro… el niño se siente seguro, se siente querido y está preparándose para conseguir otros logros. Pero supongamos que cuando empieza a caminar, el niño se cae… y se levanta mil veces y la madre por temor a que se haga daño no le estimula, no le acompaña y  le transmite que aun no puede andar, ¡peligro te caerás!, no lo vas a conseguir… llegará el día en que evidentemente andará, pero habrá fomentado que el niño se sienta temeroso.

 

Cuando empiezas a ir a la guardería o en casa, y el niño empieza a colorear… la familia le aplaude, le besa, le valora su dibujo… ¡tú vas a ser un Picasso! El niño todo contento va a dibujar y dibujar… porque ¡a mis papas les gustan mucho mis dibujos!, porque ¡yo sé hacer dibujos muy bonitos!

 

Vamos creciendo en un entorno familiar, escolar y social, donde tendremos imputs positivos, pero tambien negativos. Según sea la balanza, según hayamos aprendido cómo gestionar el “no”, a cómo gestionar la frustración, así se irá formando nuestro concepto de quién somos.

 

Pero en qué momento empezamos a percibir que nuestros dibujos no son tan estupendos, o que todo lo que hacemos no esta tan bien o que incluso no está nada bien o que no vamos a poder, o para que intentarlo si sé que no lo conseguiré… ¿Cuándo empezamos a tener estos pensamientos negativos hacia nuestra valía?

 

Hemos sido educados y educamos a nuestros niños bajo el prisma de la competitividad.  Quién no ha pensado cuando se tiene un bebé y se reúne con otros papás… “Qué grande está Miguel en comparación de Pepe” (Alimentando nuestro ego de buena madre)  o “Martita hazme un  dibujito que son muy bonitos… tu sí que dibujas bien y no María que los ensucia todos…” o “¡corre Juanito que serás el mejor!” hasta en los juegos empezamos a competir  desde muy pequeños y se nos ponen motes de hábiles o torpes, buenos o malos, lloricas, parlanchines, sucios, guapos o feos… en clase desde muy pequeñitos se nos juzgará tanto por los profesores como por los compañeros y cada vez, día tras día, sentimos más peso por ser lo que se espera de nosotros… y vamos perdiendo la esencia… poco a poco vamos creyendo que lo que nos dicen nuestros padres , profesores y nuestro alrededor, es en realidad cómo somos… crecemos dando suma importancia a la opinión de los demás a como nos ven.

 

La autoestima es cómo nos sentimos y cómo nos vemos a nosotros mismos y esta imagen es la que proyectamos a los demás. Si sentimos que somos personas fuertes y capaces de conseguir con esfuerzo lo que nos proponemos, nos sentiremos valiosos y merecedores de todo lo bueno que nos pase en nuestra vida, esto es el amor hacia uno mismo,  “amor propio”.

 

Desgraciadamente ni a nuestros padres, ni abuelos, ni a la sociedad en general nos han enseñado a gestionar e identificar nuestras emociones.  La infancia es determinante para formar una buena autoestima.

 

Hoy como adultos, podemos desaprender la negatividad y volver a aprender nuevas pautas para querernos, confiar en nosotros como seres únicos que somos y en todo nuestro  potencial.

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Blog

Destacados

El valor del hoy,

February 22, 2019

1/10
Please reload

Archivo
Please reload

Sigueme
  • Grey Google+ Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey LinkedIn Icon

        GESTALT BARCELONA                           

  Pz Urquinaona,10,3º  08010 Barcelona 

 

CENTRE DE PSICOLOGIA LUMEN

Arcadi Balaguer, 8,    08860 CASTELLDEFELS         

www.estheralbacetebori.com        estherabori@hotmail.com

Terapeuta Gestalt

Tel: 625 41 70 81

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White LinkedIn Icon

© 2016 Esther Albacete Bori   Terapeuta Gestalt